Tráfico

IMG_0992En el asiento posterior del taxi, en la inmovilidad del tráfico de la Jalan Jenderal Sudirman, veo pasar los buses del Transjakarta, en su carril exclusivo. “Pago diez veces más y voy diez veces más lento. Además, los buses se ven bastante libres”, pienso esperanzado. Estoy aprendiendo a desplazarme en Jakarta, una ciudad inmensa con un sistema de transporte público limitadísimo y una población de autos y motocicletas que sobrepasa la capacidad de su sistema vial.

Sigue leyendo

Kelompok Lima

Kelompok LimaA poco de haber llegado a Jakarta para asumir un nuevo trabajo, buscando un lugar donde cenar, pasé junto a un restaurante que decía ser mexicano (poco después, cuando conocí al dueño, me enteré de que el chef era en efecto de ese país, aunque nunca lo conocí) y que en ese momento presentaba a un grupo que estaba interpretando una canción que identifiqué como el bolero Me importas tú. En Lima jamás se me hubiera ocurrido sentarme deliberadamente a escuchar ese tipo de música, pero con los días transcurriendo entre hablar inglés y tratar de entender bahasa, la nostalgia del idioma pudo más. Sigue leyendo

Verdades relativas

shutterstock_122301394bDurante mis primeras vacaciones de universidad, antes de cumplir los 18, viajé por tierra hasta Buenos Aires. Era mediados del 86, luego de un primer ciclo de Estudios Generales que me había costado un esfuerzo mucho mayor que el esperado. Iba de mochilero con Rafael, un amigo del colegio, en una ruta que, si bien tenía como destino final la capital argentina, pasaría antes por Santiago, Osorno y, luego de cruzar los Andes, San Carlos de Bariloche.

En Chile aún gobernaba Augusto Pinochet; el plebiscito ocurriría dos años después. Era una época de mejora de imagen que vendía el éxito económico liderado por Hernán Büchi y los llamados “Chicago Boys”, que tácitamente justificaba el terror desencadenado en el golpe de estado del 73 con una envidiable recuperación económica. Como una prehistoria de la internet, yo solía sintonizar emisoras en onda corta, y una de las que mejor se captaba era Radio Nacional de Chile, que al ser un vocero oficial describía un país ganador, eficiente. Así que cuando cruzamos la frontera en el control de Chacalluta y la bienvenida nos la daba un letrero con la frase “En orden y paz Chile avanza”, la sensación era que estábamos por presenciar la confirmación de que el fin justificaba los medios. Sigue leyendo

Sobre estafadores y (casi) estafados

shutterstock_124904123Leyendo esta mañana El Comercio me encontré con un aviso de una compañía minera en el que informaba que un tal Arturo Rodríguez no era trabajador de dicha empresa ni contaba con poderes para su representación y tampoco tenia vínculo comercial como contratista, consultor o socio estratégico. Esto me recordó un episodio reciente y fui a mi escritorio a revisar mis papeles. Sigue leyendo

El saco

panoramica de bogota

Bogotá es la capital latinoamericana a la que con más frecuencia he llegado. Recuerdo la primera vez, hace más de quince años, cuando me recogieron del viejo aeropuerto El Dorado en un auto blindado y el conductor me contaba cómo ese mismo vehículo había sido emboscado y le habían lanzado una bomba “justo del lado del pasajero, donde ahora está usted”. Desde entonces mucho ha cambiado. La violencia urbana que había impuesto el binomio narcotráfico – guerrilla fue replegándose conforme el Estado recuperaba la iniciativa. Además, alrededor de la vuelta de siglo dos alcaldes, Antanas Mockus y Enrique Peñaloza, transformaron el concepto de la ciudad y supieron hacer gestiones eficientes que generaron sentimientos de autoestima, corresponsabilidad y respeto entre sus habitantes, los “cachacos”. Pero todo en la vida es pendular, y Bogotá está creciendo más rápidamente que la capacidad de sus gobernantes, amenazando con instalar entre sus ciudadanos una actitud de desconfianza y frustración que los limeños, lamentablemente, conocemos de sobra.

Sigue leyendo

Honor a los caídos

SAM_1986Había llegado a Piura en avión y desde ahí viajaría con Fernando a visitar langostineras en Tumbes. En medio del frío de agosto siempre se agradecía la oportunidad de sentir que el sol servía para algo más que iluminar. Además, el plan era descansar en Máncora, lo que agregaba una cena de langosta a precio de pollo y una cama a veinte metros del mar.

Sigue leyendo

Viajantes

SAM_1992

Regresábamos de una mina en la provincia argentina de San Juan. Había sido una visita interesante en la que pudimos apreciar cómo el esfuerzo de las compañías mineras por salir adelante se daba de cabezasos contra la ineptitud de un gobierno: máquinas paralizadas por falta de repuestos que no podían importarse hasta que un burócrata autorizara la disponibilidad de dólares. Mientras tanto, el mineral dormía bajo tierra. La Argentina que juega en el Monumental de River no es la misma que trabaja en el Estado.

Sigue leyendo

Silencios

DSC00710Pucallpa, un miércoles por la noche. Estoy dictando una conferencia que forma parte de una gira por el país, orientada a establecer un contacto directo con los mecánicos líderes de opinión de cada ciudad. Había empezado en Piura y Chiclayo; luego continuaría con Arequipa y Puno.
Estos viajes de trabajo lo llevaban a uno por todo el país, y cuando se trataba de la misma actividad era una ocasión interesante para apreciar cómo el público reaccionaba en cada lugar, no siempre igual. Era una experiencia donde se aprendía a la fuerza que la diversidad era un concepto real que no podía estar de lado en ninguna propuesta comercial. A veces era difícil, especialmente por algún inesperado problema de salud o por la altura (intoxicación en Talara o soroche en Cerro de Pasco), pero en general disfrutaba de estas oportunidades de apreciar cómo un grupo puede tener rasgos marcadamente tan diferenciados.

Sigue leyendo